13 de Nov de 2019
Aprueban en Guanajuato Ley para Protección de las Abejas
07 de Noviembre de 2019
COMPARTIR

El estado de Guanajuato cuenta ya con una Ley para la Protección a las Abejas y el Desarrollo Apícola para el Estado de Guanajuato.

La iniciativa, presentada por el Grupo Parlamentario del PAN, fue aprobada por unanimidad por el pleno del Congreso local.

En tribuna, el diputado Paulo Bañuelos Rosales consideró que esta nueva ley se dará un paso importante para proteger a las abejas, para respaldar a los apicultores y para beneficiar a todos los guanajuatenses.

Agradeció a todos los que intervinieron en el proceso de dictaminación de la propuesta y señaló que la apicultura era una tradición milenaria que consistía en cuidar a las abejas, a través de colmenas, para obtener el excedente de miel que producen, además de propóleos, polen, jalea real y medicinas.

“Con una Ley para la Protección a las Abejas y el Desarrollo Apícola, pondremos nuestro aporte para revertir esta preocupante tendencia, de manera que las abejas no solo sobrevivan, sino que sean la oportunidad para que miles de guanajuatenses alcancen una vida mejor”, dijo.

“La vinculación entre los apicultores y las abejas tiene un enorme impacto ambiental, social y económico, porque las abejas son responsables de la polinización de más del 85% de los alimentos que se producen a nivel mundial”, agregó.

Se dijo preocupado por la velocidad con la que se están reduciendo las poblaciones de abejas, lo que podría traducirse en graves riesgos para la seguridad alimentaria y los ecosistemas.

“Ante esta realidad, los guanajuatenses no podemos permanecer en silencio. Debemos aprovechar la herramienta legislativa y los recursos de la administración pública para hacer la diferencia, para salvar a nuestro medioambiente y a nuestras familias”, enfatizó.

Bañuelos Rosales afirmó que las abejas eran responsables de la polinización de más del 85% de los alimentos que se producían a nivel mundial, de ahí la preocupación de la velocidad con la estaban reduciendo las poblaciones de abejas, lo que podría traducirse en graves riesgos para la seguridad alimentaria y los ecosistemas.

La Ley tiene por objeto la organización, protección, fomento, tecnificación, sanidad, investigación, desarrollo productivo y sustentable de la actividad apícola del estado; así como el fortalecimiento de las organizaciones de productores y de los sistemas de manejo y comercialización de los insumos y productos de la colmena.

Asimismo, establece las atribuciones de las dependencias estatales, los municipios y órganos auxiliares involucrados en el cumplimiento de la ley, así como los derechos y obligaciones de los apicultores.

Además, precisa la creación de un Padrón de Apicultores, el cual servirá como herramienta que integra de forma estructurada y sistematizada información objetiva y fehaciente respecto de los apicultores, organizaciones, empresas e instituciones relacionadas con la apicultura; para el diseño y formulación de políticas públicas para el sector.

De igual forma, contempla un Comité de Productores Apícolas el cual tiene como función principal, integrar a los agentes económicos que participan en las diferentes fases de la actividad apícola, además de conjuntar los elementos y agentes concurrentes de los procesos productivos apícolas, incluidos el abastecimiento de equipo técnico, insumos productivos, recursos financieros, la producción primaria, acopio, transformación, distribución y comercialización.

También, indica los requisitos para la instalación de los apiarios, el aprovechamiento de las zonas apícolas, y la marca y propiedad de las colmenas.

La Ley para la Protección a las Abejas y el Desarrollo Apícola hace referencia a la cultura de cuidado y protección de abejas, las acciones para la protección e inspección apícola, la polinización, organización de apicultores, calidad de los productos, la denuncia popular, las sanciones y los medios de defensa.

 

 



LO MÁS RECIENTE

VIDEOS